Izaltec

Fitbit Alta HR todo lo que necesitas saber

Quien no va al gimnasio hoy es porque no quiere. Quien no haga deporte en general o no controle su alimentación, con el bombardeo de “consejos”  de estilo de vida saludable que anuncia Facebook cada dos por tres, tampoco. Y quien ignore que una simple pulsera ya es capaz de llevar un registro de nuestra actividad corporal al practicar ejercicio, una de dos: o esa persona nunca se ha interesado seriamente por el deporte o en el mejor de los casos, desconocía hasta el momento la existencia y/o ventajas de este tipo de productos. Los llaman fitbits (por su marca), wereables (dispositivo tecnológico que llevamos “puesto”), monitores o relojes de actividad, y están diseñados para monitorizar la salud y nuestra forma física. ¿Pero qué incluyen exactamente los nuevos modelos? Hablamos hoy de las características de uno de los más innovadores: la pulsera Fitbit Alta HR.

Sensor de ritmo cardíaco

Es su función más demandada, ideada sobre todo para optimizar entrenamientos. Gracias a ella podemos conocer en tiempo real nuestro número y frecuencia de pulsaciones, tanto en momento de actividad como de reposo. El seguimiento es continuo: resulta muy útil para regular la intensidad de cada ejercicio, lo cual nos ayuda a alcanzar nuestros objetivos (grasa, cardio, pico…). Si llegamos al límite de nuestros esfuerzos, la pulsera nos advertirá del riesgo de un sobreentrenamiento;  y si lo que toca es ponerse las pilas, apretará la intensidad. Además en todo momento quedan registrados de forma automática nuestros pasos y minutos de actividad.

Cuenta tus calorías

Obtener el balance calórico de nuestro cuerpo no es nada del otro mundo. Si la pulsera es capaz de medir el trabajo que nuestro corazón desencadena día y noche, en sus distintas intensidades, también aprovecha esta información para monitorizar las calorías que quemamos. Las facilidades para reducir grasa corporal están ahí, las tenemos; y si no Fitbit Alta HR se encarga de enviarnos notificaciones con recordatorios para que nos movamos. Todo lo demás es constancia, ejercicio, esfuerzo.

Respirar para combatir el estrés

Una de las funciones más curiosas que posee Fitbit Alta HR son las sesiones de respiración guiada, adaptadas a nuestro ritmo cardíaco. Tómate tu tiempo, unos minutos al día, para desconectar y centrarte únicamente en la respiración.

Observa tu calidad de sueño

Esta función ya la poseen otros monitores de actividad como Xiaomi MiBand 2S o Fitbit Felx 2. Fitbit Alta HR no iba a ser menos: monitoriza automáticamente la duración y la calidad de nuestro sueño. Nos detalla incluso el momento en el que pasamos del sueño ligero y al profundo o REM.

Comodidad, variedad y discreción

La pulsera de actividad de la que hablamos hoy es una pulsera fina; tiene el tamaño ideal para llevarla puesta tanto a la hora de hacer deporte como en situaciones cotidianas, casuales. Incluso para dormir queda a la vista como un reloj cómodo y discreto. Si eres además de los que necesita renovar cada x días tus accesorios, este modelo te permite pasar del negro al naranja, del naranja al rosa… jugando  únicamente con sus correas, intercambiables.